La Estrategia

Cuidar la piel de los pacientes con cáncer: el nuevo compromiso de La Roche-Posay

horloge copy 7 Created with Sketch. 4 MIN


Laetitia Toupet

Actor histórico del cuidado de la piel, La Roche-Posay se compromete hoy a cuidar la de los pacientes con cáncer. Laetitia Toupet, directora general internacional de la marca, nos presenta este nuevo compromiso y nos explica cómo ayuda a los pacientes.

Acompañar a las víctimas de cáncer: más que una misión, un deber para la Roche-Posay

Desde su creación, La Roche-Posay tiene como misión ayudar a las personas con piel sensible o fragilizada, para mejorar su calidad de vida. Hoy la marca quiere ir más lejos acompañando a los pacientes víctimas de cáncer. «Más que un compromiso, es un deber y una responsabilidad», explica Laetitia Toupet.

Esta toma de conciencia se explica por dos razones. El primero es el crecimiento rápido de la enfermedad a nivel mundial. «Hoy el cáncer es la segunda causa de mortalidad en el mundo y el número de casos identificados ha aumentado en un 70% en los últimos veinte años.» El segundo es la necesaria toma en consideración de la calidad de vida de los pacientes, un factor determinante para enfrentar esta enfermedad. «Aunque los cuidados terapéuticos son indispensables, pueden tener importantes efectos negativos: hoy dos tercios de los pacientes experimentan efectos secundarios, tales como hipersensibilidad, piel irritada, cabello y uñas frágiles, y además síntomas o daños más graves. Estas lesiones son aún difíciles de soportar cuando se producen en un momento crítico de la vida del paciente, con un grado de incomodidad muy alto, a veces discapacitante.» El resultado: «A pesar del seguimiento médico y la ayuda de los familiares y amigos, las víctimas de cáncer se sienten cada vez más solas y desarmadas frente a la enfermedad. Sienten la necesidad urgente de que las escuchen y las atiendan.»

Inversión en investigación avanzada y recomendaciones prácticas para profesionales y pacientes

Basándose en estas constataciones y en su experiencia en la materia, La Roche-Posay quiere ayudar a los pacientes de dos maneras: «Nos comprometemos en hacer investigación avanzada y en compartir nuestros conocimientos con el mayor número de personas.»

En lo que respecta a la investigación, la marca ha formado un grupo de expertos integrado por oncólogos y dermatólogos de todo el mundo, especializados en los trastornos asociados a los tratamientos contra el cáncer. «Titulado Expert in Skin Management & Oncology, analiza los efectos secundarios de los tratamientos y define rutinas de cuidados apropiadas a partir de estudios observacionales y clínicos.» El mejor ejemplo: los dos últimos estudios multicéntricos llevados a cabo por el board en quimioterapia y radioterapia. «Realizados por nuestros oncólogos con 400 pacientes en Francia, Italia, España, Alemania y Canadá, han mostrado que las pacientes que utilizaban con mayor regularidad algunos productos dermocosméticos de la marca –Lipikar Bálsamo AP+ y Lipikar Aceite Lavante– eran menos proclives a la aparición de efectos secundarios cutáneos y que estos productos reducían la toxicidad de los tratamientos. Sobre esta base, el board los ha recomendado en el marco de sesiones de quimioterapia y radioterapia.»

Para que estas recomendaciones tengan eco entre los pacientes, la marca presenta toda su «trayectoria terapéutica»: «en medio hospitalario, en farmacias, por Internet y entre los influencers, es decir por todos los canales que los pacientes pueden utilizar durante su tratamiento.» En el ámbito médico, La Roche-Posay forma y sensibiliza a las enfermeras, los oncólogos y los farmacéuticos, y pone a su disposición una herramienta sencilla para indicarles los cuidados dermocosméticos más adaptados según el tipo de efectos sufridos por el paciente. Para dirigirse directamente a los enfermos, la marca también ha elaborado una guía práctica que los ayuda en su vida diaria: «Distribuida en los hospitales y las farmacias, explica las conductas adecuadas y las medidas a adoptar, así como los productos a utilizar según los casos.» Asimismo ha creado una página Web para que el mayor número de personas puedan acceder a estos consejos: «Lanzada en noviembre de 2016, retoma las recomendaciones de la guía y se enriquece con vídeos y sesiones de sofrología. Un medio idóneo para profundizar aún más en el acompañamiento de los pacientes.»

 

Un programa presente en 20 países, con más de 46.000 profesionales formados

Las iniciativas de la marca se ven recompensadas. Desde el lanzamiento del programa, La Roche-Posay ha contribuido a desarrollar la investigación científica y concienciar a los profesionales en la importancia de los cuidados de soporte. «Dos de nuestros artículos dedicados al acompañamiento de los pacientes se publicaron en reconocidas revistas científicas y nuestros estudios se presentaron en el congreso de la asociación AFSOS en 2015 y 2016.» Hasta la fecha, la marca también ha formado a numerosos profesionales de la salud en todo el mundo, de los cuales «500 enfermeros, 3.000 dermatólogos, 10.000 médicos generales y 33.000 farmacéuticos. Hoy presente en 20 países, el programa se desarrollará a largo plazo en todos los países donde la marca está implantada.»

«El reconocimiento de los pacientes es la mejor recompensa»

Lo más importante en opinión de Laetitia Toupet sigue siendo la acogida de estas iniciativas por parte de las propias pacientes: «Después de una sesión de maquillaje en el hospital, algunas nos han dicho que no se reconocían y se sentían verdaderamente mujeres por primera vez desde hacía mucho tiempo. Este reconocimiento es la mayor de las recompensas.» Laetitia concluye: «En La Roche-Posay, el paciente ha estado siempre en el centro de nuestras preocupaciones y nuestra reflexión. Éste es el camino que debemos seguir.»

 

Innovación | julio 2017