El terreno

Emprender en el sector de la belleza para salir de la exclusión: una iniciativa de Apprentis d’Auteuil y la Fundación L’Oréal

horloge copy 7 Created with Sketch. 3 MIN


Nicole d'Anglejean

Desde 1866, la Fundación Apprentis d’Auteuil se compromete con los jóvenes y las familias con más dificultades. Este mes, lanza con la Fundación L’Oréal un curso para ayudar a las personas en riesgo de exclusión social a crear su empresa en el sector de la belleza. Así nos lo cuentan.

«Beauté d’entreprendre»: abrir las puertas del emprendimiento a las personas con dificultades

«Emprender no sólo permite crear su propio empleo. También es un medio para desarrollarse plenamente», explica Nicole d’Anglejan, directora de Auteuil Formation Continue. En esta convicción se basa «Beauté d’Entreprendre», un nuevo dispositivo de formación innovadora desarrollado con la Fundación L’Oréal para ayudar a las personas con dificultades. «Después de lanzar una formación profesional de técnico auxiliar en peluquería, en asociación con la Fundación para preparar en estos oficios a jóvenes con grandes dificultades, teníamos la sensación de que podíamos hacer mucho aún por ellos. Queríamos ofrecerles más que un puesto de empleado en una peluquería, ayudándoles a ser su propio jefe».

A finales de febrero de 2017, se brindará una formación en Francia a una primera promoción de doce personas. «Con la Fundación L’Oréal queremos ayudar a las personas que más lo necesitan». La selección se realizará basándose en cuatro grandes criterios: «la motivación, las competencias, la edad y las necesidades expresadas». En lo que se refiere a las competencias, los candidatos deberán tener el título necesario para crear una empresa: «un título de técnico auxiliar o un título de técnico especialista en peluquería». Luego se valorará la motivación durante una entrevista y a través del proyecto presentado por la persona: «deberá ser un proyecto con potencial que tenga un objetivo concreto como el establecimiento por cuenta propia o la apertura o compra de una peluquería». Por último, se reservará la formación para las personas con dificultades, en su mayoría jóvenes, según una filosofía acorde con la de Apprentis d’Auteuil y Beauty For a Better Life, el programa de la Fundación L’Oréal que ayuda a las personas vulnerables a superar la exclusión: «jóvenes sin experiencia, madres solteras, personas fuera del mercado laboral y con dificultades de inserción social o profesional, que tengan entre 18 y 55 años de edad».

La pedagogía en grupos pequeños tiene su importancia, pues permite una atención individualizada. En opinión de Nicole, es la mejor manera de ayudar a las personas en riesgo de exclusión: «Cada una de ellas tiene un proyecto personal y una trayectoria vital única, muchas veces complicada. Se merecen un acompañamiento personalizado. Por esta razón, se propondrá una formación adaptada a las personas con pocos estudios: «Algunas de ellas han dejado la escuela cuando eran muy jóvenes, así que repasamos con ellas las asignaturas básicas».

Pragmatismo y personalización, principios fundamentales del curso

Durante cuatro meses, «Beauté d’Entreprendre» brindará una formación para dar las claves del emprendimiento. Principios fundamentales del curso: «El pragmatismo y la personalización. Más de la mitad de las empresas en el sector de la belleza fracasan antes de cumplir los cinco años y es aún más difícil para los emprendedores con pocos estudios. Apostamos con ellos por un enfoque adecuado y eficaz».

Primero en materia de enseñanza: «Para concretar su proyecto, deberán adquirir dos competencias: conocimientos empresariales y conocimientos profesionales». El curso en creación de empresas será impartido por el equipo de Apprentis d’Auteuil, ayudado por empresarios que ejercerán como tutores. «La formación se basará en un cuidadoso equilibrio entre los aportes teóricos (estudios de casos, ejercicios y metodología), los aportes prácticos (escenificación de situaciones, realización concreta del proyecto, simulaciones) y el mentoring». En cuanto a los conocimientos en el sector de la belleza, serán proporcionados por la Fundación L’Oréal. «Ofreceremos muchas sesiones por parte de profesionales del Grupo para abordar las características del mercado: barreras, oportunidades, obstáculos y competencia».

Luego, con respecto al público objetivo y el proyecto en sí, «estas personas no están en condiciones de realizar largos y costosos estudios». «Beauté d’Entreprendre» les propondrá un acompañamiento presencial y a distancia, compatible con otra actividad. «El calendario semanal prevé un día presencial, una jornada de trabajo online para que cada uno trabaje a su ritmo, y horas de acompañamiento individual». Durante estos dos días a la semana, «Beauté d’Entreprendre» ayudará a cada uno de forma personalizada. En las horas de trabajo individual, se hará un balance en modalidad one-to-one con un orientador especializado. Los días presenciales servirán para intercambiar información y consultar con expertos, a fin de profundizar y autoevaluar el proyecto personal. «El objetivo de nuestros cursos es fomentar al máximo la ayuda mutua. No todas las personas tienen las mismas facilidades ni las mismas lagunas. Las que estén más adelantadas echarán una mano a las que tienen más dificultades». Nicole concluye: «la ventaja de trabajar con grupos pequeños es poder entablar relaciones de solidaridad en un ambiente muy agradable».

Seguir a las personas y devolverles la confianza en sí mismas

Al final del curso, las personas adquirirán una base sólida para salir adelante. Además de la formación que hayan recibido, podrán contar con un acompañamiento a largo plazo «a través de un seguimiento de al menos seis meses después del curso, llevado a cabo por expertos en su área, por miembros de la red de la Fundación L’Oréal y por otros profesionales, para crear su propio negocio». Resultado: con este tipo de dispositivo, Apprentis d’Auteuil y la Fundación L’Oréal se han fijado un objetivo del 80% de éxito de los diferentes proyectos a los cinco años de existencia.

Aunque el fracaso es un riesgo, Nicole considera que éste debe relativizarse. «El emprendimiento está muy de moda y muchas personas no finalizan su proyecto o lo dejan a medio camino. A pesar de ello, encuentran un trabajo, asalariado o autónomo, más rápidamente». Nicole concluye recordando el impacto social siempre favorable de formaciones de este tipo para las personas: «Generan más confianza en sí mismas y permiten hacerse un sitio en la sociedad. Nuestra labor será evaluar estas repercusiones positivas siguiendo a las personas a largo plazo».

 

Fundación | febrero 2017